Desde el primer plano

Graba todo con su cámara. Las nubes teñidas de color rosa por un cielo que cierra los ojos tímidamente, las hojas que se dejan llevar por el viento, cada tono discordante que se rebela, el movimiento del mundo por sutil que pretenda ser, la poesía que dibujan los pájaros que regresan al nido antes de clausurar la función… Todo queda registrado mientras recuerda la mañana en la que despertará. El amanecer que seguirá a la noche que está a punto de vivir. La noche que sin ser grabada será recordada. Se acuerda de todo aunque todavía no haya ocurrido. Pues todo es tan intenso que no le hace falta. Desde el primer plano hasta el último.

Invisible

Bañado por la miseria de la que quiere escapar. Cegado por un rayo de luz que se apaga. Encerrado entre dos muros que esconden lo que no se ve. Cargado de un amor que no expresa por miedo al dolor.

Le gustaría no saber. Está cansado, al parecer. Todo lo que ya se haya dicho no salió de su boca. Es una tumba en medio del desierto en el que se crío. Martillo de un tiempo inexacto. Un triste sueño de verano. Sin nada que lo ate a su raíz en la tierra.

Un marchito vendaval que se extingue exultante. Mortal y maldito. Condenado por la compleja levedad del ser mañana alguien mejor. Desconcertado al creer que se podía estar sin despertar. Hambriento al pertenecer a un mundo siempre en movimiento.

Farsante

Soy capitán de un barco encallado que quiere hacerse a la mar. Volver a surcar los océanos que ya conoce y no quiere olvidar. Un viejo cuentacuentos que ya no hace más que beber. Un don nadie. Un farsante.

Noche tras noche, error tras error vuelvo a estar aquí delante. Paralizado ante la hoja en blanco. A punto de romperme. Despertando dentro de mí. Ausente del ruido que me marea. Embaucado por la ambigua esperanza de volver a escribir algo que merezca la pena. Por grabar en tinta lo que me da miedo gritar mientras me ahogo en silencio.

Te espero

Te espero lejos de todo este ruido. Lejos de todo el murmullo. Lejos de este mundo que nos agobia. Te espero donde me prometiste una vida juntos. Donde no somos más que dos críos con ganas de disfrutar.

JUEGOS OLÍMPICOS TOKYO 2020: RESULTADOS Y RESÚMENES

DÍA 1

CICLISMO EN RUTA

1 – Richard Carapaz (Ecuador)

2 – Wout Van Aert (Bélgica)

3 – Tadej Pogacar (Eslovenia)

Historia en el Circuito Internacional de Fuji. Richard Carapaz se coronó como el primer ciclista ecuatoriano en ganar un oro en ciclismo tras moverse muy bien en los últimos kilómetros, primero marchándose antes de la última subida al Kagosaka Pass junto a Brandon McNulty, y después atacando al norteamericano a falta de 5’7 kilómetros para llegar en solitario a la línea de meta. El ecuatoriano no contó con demasiado apoyo por parte de su federación durante la preparación de los Juegos, pero a pesar de todo supo desenvolverse en una carrera durísima por el recorrido y la humedad. La plata y el bronce se las llevaron Van Aert y Pogacar, respectivamente, en una tremenda lucha al sprint. También fue muy destacada la actuación del canadiense Michael Woods, combativo hasta el final.

Read More

GUÍA NATACIÓN JJOO TOKYO 2020

50 METROS LIBRES MASCULINOS – FINAL (01/08 a las 03:30)

Si pensamos en un favorito no hay más opción que la de Caeleb Dressel. El norteamericano apunta a ser la gran estrella de los Juegos Olímpicos y los 50 metros libres su particular ‘patio de recreo’. En el resto de pruebas en las que compite podemos encontrar algún rival que se acerque a sus marcas, pero en el 50, salvo que Morozov realice la carrera de su vida, Dressel no parece tener ningún rival. De hecho, la gran duda está en ver si el de Florida podrá romper el récord del mundo del brasileño Cesar Cielo (20.91).

Read More

Esa idea que construimos

No quedaba otra cosa que nostalgia y una idea infantil rota por el tiempo y el ritmo al que fue sometida. Sujeta a la misma vida que creó la historia en la que se encerró. Una idea que se cae a pedazos mientras la risa inunda la mesa en la que compartimos lo que pudo ser y nunca será. Lo que nos espera a todos cuando encontremos la oportunidad de salir de aquí. De esa idea que construimos y que el mundo olvidará cuando ya no estemos.

Verano

Nosotros, que pretendíamos escapar de las mañanas insípidas, abrazamos las noches irreverentes. Cerca de la carretera y con lo salvaje por descubrir. Profundamente honestos con nuestros instintos. Despellejando nuestros sentimientos. Sin piedad y ante un altar sostenido por latas de cerveza y botellas de ginebra. Lejos de ese viento del norte y con la luna en el horizonte. En medio de una nada muy llena. Ocupada por nuestros vacíos. Por los espacios que quedaron en nosotros al conocer la pérdida de un ser querido. Tan distintos, pero con un denominador común: una desesperada huida hacia delante para dejar el pasado atrás. A bordo de un buque fantasma en el que no íbamos a hundirnos. Con un recorrido fascinante ante nuestros ojos. Los tuyos azules. Los míos tan oscuros. Repletos de ilusión por el mañana y empapados en sudor al sentir el calor de nuestros cuerpos tan cerca del deseo. Viviendo tan próximos al límite que el miedo parecía una fantasía. Derribando una muralla tras otra hasta alcanzar el mar del sur y bailar pegados a la orilla un 13 de Julio. Teníamos una segunda oportunidad y nos sentíamos inmensamente agradecidos por ella. Nunca habíamos sido tan libres. Nunca nadie nos había visto tan felices como en aquella carretera. Con todo el verano por delante y la casualidad de habernos conocido como punto de partida.

Hijo del mar

Voy flotando en mi barco.

A la deriva y cerca del sol.

Tan lejos como puedo de los fantasmas.

Con el alma volátil y el soplo de un viento que nunca se apaga.

Huérfano de tierra firme.

Entre mareas que nunca terminan.

Encerrado en un océano del que no sé escapar.

Hijo del mar y de sus caprichos.