Invisible

Bañado por la miseria de la que quiere escapar. Cegado por un rayo de luz que se apaga. Encerrado entre dos muros que esconden lo que no se ve. Cargado de un amor que no expresa por miedo al dolor.

Le gustaría no saber. Está cansado, al parecer. Todo lo que ya se haya dicho no salió de su boca. Es una tumba en medio del desierto en el que se crío. Martillo de un tiempo inexacto. Un triste sueño de verano. Sin nada que lo ate a su raíz en la tierra.

Un marchito vendaval que se extingue exultante. Mortal y maldito. Condenado por la compleja levedad del ser mañana alguien mejor. Desconcertado al creer que se podía estar sin despertar. Hambriento al pertenecer a un mundo siempre en movimiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s