Horizonte

Confundido y vaciado mata en sus labios lo que su mirada no esconde.

Él, asiduo a las malas compañías, se olvida de todo lo que ya no importa, porque ya no existe ni existirá.

Su camisa ondea ante la brisa marina del pirata que fue y se recuerda en la arena más ciego de lo que pensaba.

Alejado de cuantos intentaron traspasar sus barreras se siente condenado por una vida que no preguntó.

El ser que era le debe algo, el que es quiere ser y el que será remueve sus cicatrices para no olvidar.

Se consume mientras indeciso se busca.

Cae de rodillas ante lo único que ha podido con él, pero no agacha la cabeza.

Recibe el nuevo día con la promesa fiel de un mañana en pie.

Pues ve aunque no entienda, sostiene aunque no pueda.

Más impulsivo que valiente. Más corazón que cabeza.

Y el sol se prende en el horizonte mientras sonríe por última vez antes de saltar.

Un comentario

  1. Pippo Bunorrotri · enero 17, 2020

    👍👍

    Le gusta a 1 persona

Responder a Pippo Bunorrotri Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s