El Real Madrid repite victoria en la Minicopa Endesa y ya van siete seguidas

El equipo de la capital española se coronó como campeón de la Minicopa Endesa tras imponerse al Iberostar Canarias por 80 a 68

La expectación por ver la final de Minicopa Endesa crecía conforme avanzaban las agujas del reloj y nos acercábamos a las 12:30 de la mañana. Real Madrid e Iberostar Canarias se jugaban el título en el WiZink Center con cerca de 3500 personas en las gradas.

El duelo comenzó con un juego algo alocado y errático. Los dos equipos buscaban correr en todo momento, y aunque esa táctica les había funcionado bien a lo largo de todo el campeonato, hoy encontraron un mayor número de problemas. Los dos conjuntos más físicos de la competición se encontraron con su propia imagen reflejada en otro espejo y eso les impidió explotar sus recursos. No obstante, fueron los blancos los que encontraron primero el calor y afecto de la pelota naranja. Con Aziz Ndiaye y Abel Delicado reclamando el protagonismo, los de la capital, arropados por su gente, fueron hacia delante en la cancha y en el luminoso. 25-16 al final del primer parcial para los locales.

Los isleños no cedían en su empeño por correr, y aunque eso limitaba los balones que recibía por dentro su gran estrella Bassala Bagayoko, la intensidad defensiva les permitió mantener diferencias. El gigante del Iberostar no estaba participando tanto en ataque, y eso que, en las pocas ocasiones que recibió emparejado con Ndiaye, le ganó la partida sin problemas y empleando diferentes recursos. Sin embargo, el Real Madrid sí buscaba por dentro a su faro de referencia, y eso les generaba espacios y tiros liberados que aprovecharon para irse al descanso con un resultado de 41-33 en su favor. Mejor lectura del banquillo capitalino.

Ya en los vestuarios el Canarias revisó los errores y se aplicó en mejorar en la ofensiva. Las ideas estaban más claras y los chicos de amarillo ganaron en confianza. Poco a poco fueron reduciendo diferencias, y con Fariña corriendo y abriéndose para el tiro, fueron acortando las distancias.

El choque llegaba al último y definitivo cuarto con 58-54 en favor del Real Madrid, lo que abría un abanico inmenso de opciones. Apostar era arriesgado y los dos equipos tenían esperanzas y posibilidades reales de hacerse con la corona de la Minicopa Endesa.

El cansancio empezaba a pasar factura, y llegaba el momento de la calidad individual. El talento de cada jugador daba un paso al frente, y en ese juego de poder a poder, el Real Madrid demostró que sigue siendo una cantera muy complicada de batir. Los blancos, con Vidarte muy bien los primeros compases del parcial, y Kaya explotando todo su arsenal de recursos en ataque en la segunda mitad del cuarto, se unieron a Ndiaye para sentenciar la Minicopa Endesa.

Artículo publicado en Gigantes: 17/02/2019

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s