10 jugadores que podrías ver en la Liga Endesa la próxima temporada

Todos los nombres de la lista tienen el talento y el potencial necesarios para acabar jugando en la ACB

Cada temporada aparecen nuevos nombres en la Liga Endesa, nuevos jugadores dispuestos a ganarse cierta reputación en la mejor competición nacional de Europa, y eso hace que sea realmente complicado elegir, por parte de los clubes, entre tanto candidato.

Cuando llega el mercado todos se ponen manos a la obra, buscando fuera de las fronteras para hacerse con lo mejor de cada casa, pero aquí, en estas líneas, os dejamos a diez candidatos de LEB Oro que podrían asaltar un contrato en la ACB la próxima campaña.

Tyson Pérez (Real Canoe/Ala-Pívot/1996)

Llamado a ser el MVP de la temporada y conseguir con ello un billete directo a la Liga Endesa. Su capacidad atlética está fuera de toda duda, siendo un tres/cuatro capaz de rendir en cualquier parte de la cancha. Puede salir hacia los dos lados en la zona y absorbe perfectamente el contacto en penetración y en estático. Simple y eficaz a la hora de finalizar. Siempre que el mate sea posible, buscará hundir la pelota en el aro. Buen desplazamiento lateral y agilidad en defensa. Cada temporada mejora un poco más. Todavía no se sabe dónde está su techo. Muchos ojos ACB se han pasado por la calle del pez volador para observarle y, tarde o temprano, iniciará una nueva aventura en el mundo profesional.

Steve Vasturia (Palencia/Escolta/1996)

Es el referente en el equipo más en forma de la competición y su progresión parece ilimitada. Casi 19 puntos, 6 rebotes y más de 3 asistencias por partido, con una muñeca exquisita desde la larga distancia y una buena capacidad atlética que le permite ser peligroso en transición. A nivel ofensivo es el jugador más determinante de la liga, y tampoco desentona en defensa, ya que su altura y velocidad le permiten abarcar varias posiciones rivales. Palencia será uno de los grandes aspirantes a jugar en ACB el próximo curso, pero si no lo logra, Vasturia puede tener un puesto asegurado en muchos equipos de la máxima categoría.

Thomas Bropleh (Real Betis/Alero/1991)

Alero pequeño y físico. Su gran temporada bien merece una oportunidad en la élite. Mucha potencia en sus piernas y en su torso. Utiliza su fuerza para buscar el contacto, desestabilizar a su par y sacar el tiro. Le gusta atacar el lado débil con el primer paso y es bastante explosivo al hacerlo. En transición es muy peligroso, ya que sí bien no es especialmente rápido, tiene todos los ingredientes para ser un gran finalizador. Puede jugar en el poste gracias a su anchura de espaldas y a su buen control corporal. En la pintura es muy útil, no solo como anotador, también como generador. En estático encuentra dentro a los interiores y en carrera puede doblar el balón a la esquina liberada. Ataca bien el rebote ofensivo y tiene grandes porcentajes desde el triple (47’7% en 65 tiros de tres). Un complemento perfecto para muchos equipos.

Fran Guerra (Palma/Pívot/1992)

La temporada pasada ya rindió a un nivel excelso en Melilla, y este curso no ha bajado sus prestaciones en Palma. Probablemente sea el interior más completo de la liga y por eso Iberostar Tenerife lo firmó el pasado verano, aunque prefirió que siguiera progresando en LEB Oro. Más de 17 puntos de valoración y un gran abanico de recursos al poste son sus credenciales, aunque su carácter, en ocasiones indomable, es uno de sus principales problemas. No en vano, Palma le apartó del equipo durante una semana por dos acciones antideportivas en los últimos encuentros de su equipo.

Joel Parra (Prat/Ala/2000)

Un físico ya muy trabajado para su edad que le hace poder rendir en varias posiciones. Pese a no tener una gran altura, su cuerpo le permite defender a jugadores interiores más grandes que él, y su velocidad también le hace capaz de emparejarse con otros más explosivos. En ataque todavía sufre cierta irregularidad, fruto de su edad, aunque es un buen finalizador en transición y no elude el contacto. Tiene un lanzamiento exterior fiable, aunque debe desarrollarlo más para llegar a la élite. Ya ha jugado cinco encuentros en ACB y el Joventut le mima con cuidado para que de el salto definitivo el curso que viene.

Hablamos con Parra para conocer sus opciones de jugar en ACB el próximo curso: “Es mi primer año de senior y estoy conociendo la vinculación con el Prat. De momento no estamos teniendo suerte con las victorias, pero estoy entrenado duro para mejorar. Con el primer equipo (Joventut) entreno día a día para ver si hay suerte. No sé qué pasará la temporada que viene, pero estoy contento de momento”.

Ben Lammers (Bilbao Basket/Pívot/1995)

Uno de nuestros jugadores favoritos. Potencial ACB y, aunque suene fuerte, de equipo Euroliga en un futuro. El pasaporte norteamericano le lastra en cierta medida de cara a encontrar más ofertas, pues su sitio, por talento y condiciones físicas, está más arriba. Es un gran defensor, con una capacidad innata para interpretar el juego y poner el tapón en el momento justo. Es bastante móvil y vertical, lo que le permite ser muy directo de cara al aro. Apenas necesita botar el balón tras recibir en el pick and roll para colgarse del aro. Muy difícil de parar en carrera cuando se encuentra a tres/cuatro metros. Sigue trabajando con su juego de pies y demuestra detalles técnicos muy interesantes para un 2’08m. No es el jugador más físico, pero su pasado en la NCAA le permite saber manejarse ante jugadores más potentes. En media distancia tiene peligro, controla el reverso y aprovecha la tabla todo lo que puede. Un diamante rubio y goloso para muchas plantillas.

Arturs Zagars (Prat/Base/2000)

Un talento sobrenatural para el baloncesto. Pese a su físico liviano, que todavía debe trabajar mucho, es un base capaz de anotar de mil formas, sobre todo aprovechando su gran velocidad y su explosivo primer paso. En el Europeo Sub-18 lideró a Letonia a una plata histórica, y él se exhibió durante todo el torneo, especialmente en las semifinales, donde alcanzó los 35 puntos y 7 asistencias. Una grave lesión en el tobillo le ha cortado la progresión este año, pero en el Joventut le esperan con los brazos abiertos para ser uno de los referentes del equipo durante los próximos años. Precisamente allí tiene alguien a quien parecerse: Nico Laprovittola.

Aleix Font (Barcelona B/Escolta/1998)

Talento innato. Una clase extraordinaria de cara a canasta que ha ido perfeccionado con mucho trabajo. Su habilidad para jugar el dos contra dos sorprende. Su capacidad de quedarse fuera y sacar el tiro con oposición, o bien romper las líneas defensivas y atacar el aro con agresividad, le permiten ser un arma ofensiva de múltiples recursos. No le tiembla el pulso en los momentos calientes y tiene todo para ser un exterior de trayectoria exitosa en la ACB. Controla bien los apoyos y su stepback es implacable. Destaca en su juego off ball, atacando el espacio y buscando el hueco para sacar el tiro. En el perímetro es un killer. Incomprensible que siga sin terminar de dar el salto al primer equipo. Por talento, condiciones físicas y madurez, no debería tardar en hacerlo.

Felipe Dos Anjos (Melilla/Pívot/1998)

Forjado en las categorías inferiores del Real Madrid (ganó la Euroliga júnior junto a Doncic), este pívot de 2,18m se está empezando a destapar en uno de los equipos más potentes de la LEB Oro: Melilla. Su presencia en la zona es un valor seguro para su equipo, que tiene en el brasileño a una máquina reboteadora y de intimidación. También está progresando en sus movimientos al poste y su lanzamiento a media distancia, que le convierten en un jugador muy completo y capaz de poder dar el salto a un equipo ACB el próximo curso. Sabemos lo preciado que es cada centímetro en el poste bajo.

Michael Uchendu (Leyma Coruña/Pívot/1998)

Su plaza en Liga Endesa depende del Obradoiro, club que se hizo con sus servicios el pasado verano, pero el brasileño tiene que pulir muchos detalles todavía. Es un guerrero. Un gladiador de la pintura. Fuerte y potente a la hora de jugar de espaldas y con más recursos de los que parece. Debajo del aro es contundente, y aunque pueda pecar de imprudencia, es raro verle salir sin, al menos, forzar la falta. Debe ampliar su rango de tiro y ganar en versatilidad defensiva. Cada día entiende mejor el juego. Entiende lo que debe hacer en cada momento. Tiene cosas que potenciar, como su mano izquierda, pero su juventud y su entrega le valdrán para tener una oportunidad en la cima del baloncesto masculino español.

Hablamos con el brasileño para conocer su punto de vista de una posible llegada a la ACB el próximo curso: “Creo que un jugador no está sólo hecho de números. En la NBA y en la ACB tienes muchos jugadores con grandes nombres que no hacen números, sin embargo, sí ayudan al equipo en lo que necesita. Creo que puedo estar el año que viene en la ACB. Estoy mejorando cada día, cada partido. No sólo mis números, también en jugar sin hacer números y jugar haciendo lo que el equipo necesita”, dice Michael.

Artículo publicado en Gigantes: 15/01/2019

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s