Pseudo-crítica: Vengadores Endgame

Era un lunes algo distinto, con vuelo por la mañana y entradas de cine por la noche. La sala esperaba con una de las películas más taquilleras de todos los tiempos en su proyector, y yo, mi hermano y tres amigos teníamos butacas para presenciar el final de los Vengadores.

Dos hamburguesas y medio paquete de palomitas después (no quiero insultos o llamaré a Ronaldo ‘el verdadero’), las poco más de 3 horas de cinta me dejaron lleno, pero no del todo. Mis 3 motivos de mayor descontento los dejo por aquí:

1 – Iron Man estaba sentenciado desde que su álter ego en la vida real, Robert Downey Jr, no renovase con la compañía Marvel, por lo que parecía evidente verle caer. Darle un final tan épico no estuvo mal, fue un gesto aprobado por una masa de fans que sucumbieron desde la primera película al carisma de Tony Stark. Su descaro encandiló a muchos, pero cargarse a Thanos fue excesivo hasta para uno de los favoritos. Si alguien tenía que encargarse del villano por excelencia era Thor, Thor y su martillo, ese que porta Capitán América en un momento de la película. Por favor, eso mejor no mencionarlo más. Haremos como si nada. Corramos un tupido velo.

2 – Ant Man me vale, aceptable. Spider-Man rollo hijo deseado por Iron man tiene un pase. Reivindicación femenina, me gusta, y me parece más que notable teniendo en cuenta que entre Capitana Marvel y Bruja Escarlata habrían puesto punto y final a la historia entre Thanos y las gemas mucho antes. Mis dos heroínas Marvel (pues siempre seré de Wonder Woman). Pero… ¿Burton antes que Viuda Negra? ¿Esthanos locos? (Perdón por el chiste) ¿Cómo pudo durar tanto pelele semejante? Terrible…peor gestión de la situación que Rose en Titanic dejando sin hueco a Jack (DON Leonardo DiCaprio) en la balsa. Y sí se hubiera mantenido a flote, no me vengáis con el cuento de siempre.

3 – Hulk me hizo gracia de hippie las dos primeras escenas, pero después, esa furia verde incontrolable de anteriores entregas se echó en falta. Destruir todo lo que se interpone en su camino cuando deja salir toda la rabia es una parte importante del personaje, y sin esa pizca de ira no podemos hablar del verdadero Hulk. Uno de esos superhéroes que no debe perder su esencia base.

P.D. Muy fan de Thor modo rockero de los 80 que se ha comido a su yo rockero de los 60. Humor en pequeñas píldoras que sabe mejor con una ración de venganza infinita.

Fuente de la foto aquí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s